• NOTICIAS CHUBUT

Ahora 30: La amenaza de las tarjetas estalladas y de los bajos límites


El éxito del Programa depende, en gran medida, en las posibilidades de que los consumidores “califiquen” para la financiación a 30 meses. La industria tiene expectativas de que funcionará bien, pero avisa que todo depende de que haya insumos para fabricar.


El lanzamiento de una nueva edición del Programa “Ahora 30” genera -según publica el portal MDZ– expectativas en el Gobierno, así como en la industria de celulares y fabricantes de línea blanca, de una mejora del consumo gracias a una financiación que prima facie, aparece como seductora y beneficiosa frente a la inflación.


Es que el Programa tendrá una remake justamente en la antesala del Mundial de Fútbol Qatar 2022 y de la temporada estival. Sin embargo, la elevada inflación y el sobreendeudamiento de las familias puede jugar en contra y convertirse en un obstáculo insalvable para que el Programa adopte su mejor forma en esta ocasión.


El Programa de compra en 30 cuotas se lanzó con una tasa de interés del 48% anual, sin embargo, al sumar costos administrativos y de gestión la tasa finalmente pagada es mucho más elevada.


“La tasa es del 48% pero la tasa efectiva anual (TEA) está en el orden de poco más del 60% y, en algunos casos que determina la tarjeta y el banco, pueden llegar a cobrar un costo financiero total de hasta el 89%”, asegura el economista Damián Di Pace, titular de la consultora Focus Market, especializada en consumo.


Consultado sobre si a un potencial comprador le conviene tomar hoy un crédito a 30 meses, Di Pace evaluó que para el primer año, el costo del financiamiento puede llegar a estar por debajo de la inflación futura, que está en el orden del 95%, mientras que para el segundo año la inflación se estima que estará en 72%, “eso más o menos está, parecería tampoco que es tan elevado”, remarcó.


Y precisó: “Para el último semestre, estarías en el 30%, es decir que parecería que el plan es conveniente”, detalló.

Sin límites

El problema mayor para el desarrollo del Programa es la posibilidad de que los consumidores puedan finalmente comprar en cuotas, pero por una limitación en la posibilidad endeudamiento.


“El límite de la tarjeta termina siendo un problema porque los bancos no quieren financiar al consumo, dado que ya están financiando al Estado”, explicó Di Pace. El tema central es que básicamente “la mayoría de los argentinos están endeudados y los bancos no te van a subir el límite si ya tenés un nivel de deuda importante”.

Por otra parte, hay una cuestión vinculada a los salarios, que “no están creciendo en relación al nivel de inflación que estamos teniendo y que se reflejan en los valores que tienen hoy los electrodomésticos”, remarcó el economista. Es que nominalmente, los ingresos no crecen en relación a lo que crecen esos bienes en el mercado.


Pese a ello, Di Pace sostiene que “estos planes terminan siendo exitosos”, a pesar de que desde julio la mayoría de los argentinos adelantó sus compras de televisores.

Industria expectante

Fuentes de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), destacaron que la industria tomó un compromiso con el Gobierno de mantener los precios por 60 días, en un diálogo que incluyó acuerdos empresa por empresa con la Secretaría de Comercio Interior.


“Éste es un acuerdo voluntario, así que no van a faltar productos en el mercado interno, siempre que el Gobierno pueda garantizar los insumos importados para que la industria”, señalaron desde la entidad.

Proyectan buenos resultados para el plan Ahora 30 en las ventas celulares y las ventas de TV para el Mundial. Y en parte también equipos de aire acondicionado. Pero insistieron “todo depende de que el Gobierno garantice la provisión de insumos”.

0 visualizaciones0 comentarios