• NOTICIAS CHUBUT

COMODORO: Ex trabajadores de Guilford vuelven a realizar reclamos por falta de pagos


Dentro de una lucha que no tiene descanso pese al paso de los años, extrabajadores de Guilford vuelven a exteriorizar sus reclamos frente a lo que fuera la “gran fábrica textil comodorense” la que, sin explicaciones a su planta de operarios, cerró de un día para otro, dejó en la calle a decenas de hombres y mujeres que se desempeñaban en diferentes sectores, lo que derivó en infinidad de reuniones, viajes, protestas callejeras, corte de rutas y hasta al menos media docena de suicidios, pero la situación continúa sin resolverse seis años después de que se iniciara “un verdadero tormento para numerosas familias”.


La planta de trabajadores llegó a cerca de 300 operarios con muchos de ellos a solo un par de años de lograr la jubilación después de más de tres décadas de servicio pero, el cierre intempestivo truncó sus expectativas de vida, provocó difíciles situaciones sociales que vuelven a repetirse, depresiones crónicas y, en algunos casos, la determinación de quitarse la vida, “por lo que no pudieron lograr o por la miseria a la que condenaron a sus familias”.


El recuerdo de varios extrabajadores se hace duro enumerando la cantidad de reuniones, las promesas, las ayudas momentáneas que lograron o las interminables charlas con sus abogados y, nuevamente, el abandono total después de que “solo algunos, lograron cobrar un 30 o 40% de lo que les correspondía. El resto no hemos visto dinero ni solución final al abandono de persona que hicieron con nosotros”.


“Hoy la dura realidad económica vuelve a golpearnos y nuevamente hacemos reclamos a los abogados pero, o no nos atienden o nos dan respuestas que creemos ilógicas y si recurrimos a la jueza actuante, solo nos dice que ella solo puede informar al profesional que lleva la causa y que si no estamos conformes que cambiemos de abogado” señalan.


Entre la impotencia de “encontrar puertas cerradas a nuestros pedidos”, agregan que “ya no queda ninguno de los equipos que había en la planta, con costos millonarios cada uno de ellos, el casco está pelado. Había tres calderas y creo que hasta una de ellas se llevaron manos anónimas, como si se hubieran esfumado porque nadie sabe nada, pero muchos de esos viejos trabajadores y sus familias pasan hambre y no es solo una expresión vacía, pasamos hambre”, señalan.

Tratando de movilizar a todos los extrabajadores “incluidos aquellos que están agotados física y psicológicamente por lo inútil de nuestras demandas por conocer qué se hizo con las supuestas ventas o remates” vuelven a convocarse hoy -alrededor de las 10:00- y “aunque seamos pocos, vamos a reiterar nuestro reclamo de justicia a todos pero, principalmente, a la propia Justicia”.

0 visualizaciones0 comentarios