• NOTICIAS CHUBUT

El Golfo San Jorge podría ser clave en la futura generación de energía eólica

Un informe de la Facultad de Agronomía de la UBA ubica a esa zona de la Patagonia y el sur de la provincia de Buenos Aires, entre las mejores condiciones para generar el 330% de la demanda eléctrica del país.

A nivel mundial, la energía eólica aporta el 5,90% de la electricidad. Si bien en la Argentina la proporción es mayor —casi 8,5%—, es un valor bajo en función de nuestro enorme potencial eólico. La investigación realizada por la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) encontró que es posible establecer parques eólicos en casi la mitad del territorio argentino y se podría generar 3 veces la demanda eléctrica nacional.


Solo en el primer semestre de 2022, las importaciones de energía representaron un desembolso de U$S 6.609 millones.


En el 2021, un 13% de la energía argentina provino de fuentes renovables, y dentro de ese grupo, la eólica representó casi un 75%. Su aporte va a ser cada vez mayor en este contexto de cambio climático. Por eso, es clave estudiar cómo hacerla crecer de la manera más sustentable posible”, explicó Matías Franke.

“Es posible instalar parques eólicos en 1.361.500 km2, lo que equivale al 49.4% de la superficie de nuestro país. Con sólo usar los 42.236 km2 más aptos se podría generar 3,3 veces la energía que consumimos hoy en día. Tendríamos un excedente que hasta se podría exportar”, resaltó.


Si se instalaran aerogeneradores en el 3% del área nacional más apta, se podría generar una cantidad de energía equivalente al 330% de la demanda eléctrica del país.


Esta información permite elaborar estrategias en dos direcciones. Por un lado, para producir más electricidad de manera ‘limpia’ a partir del viento y también analizar la posibilidad de exportarla. A nivel mundial, la energía eólica aporta el 5,90% de la electricidad. Si bien en Argentina la proporción es mayor —casi 8,5%—, es un valor bajo en función de nuestro enorme potencial eólico.

ENERGÍAS RENOVABLES

En 2021, un 13% de la energía argentina provino de fuentes renovables, y dentro de ese grupo, la eólica representó casi un 75%. “Su aporte va a ser cada vez mayor en este contexto de cambio climático y por eso, es clave estudiar cómo hacerla crecer de la manera más sustentable posible”, explicó Matías Franke a partir de su tesis de Licenciatura en Ciencias Ambientales de la FAUBA.


Las áreas con mejores condiciones se concentran en dos zonas, que son el sur de la provincia de Buenos Aires y el límite entre Santa Cruz y Chubut, en el golfo de San Jorge, según explicaron desde la casa de estudios.


Posibilidades y límites

Algunas características benefician la producción de energía eólica, mientras que otras la restringen. Sebastián Aguiar, docente de la cátedra de Dasonomía de la FAUBA, y director de la tesis de Franke, indicó: “En base a este trabajo podemos planificar un parque eólico en zonas que tengan buena oferta de viento, que estén cerca de áreas con las líneas de alta tensión o con mayor demanda como una ciudad o una fábrica. Por otro lado, hay zonas que quedaron excluidas por presentar poca velocidad del viento, por la presencia de humedales y cuerpos de agua, de áreas protegidas o por tener pendientes mayores a 5%”.

De todas maneras, Aguiar aclaró: “Que sean áreas con limitantes no significa que no se pueda instalar un aerogenerador. Hay que considerar, por ejemplo, llevar electricidad adonde todavía no llega y así responder a una demanda social. Aunque un área no sea de las más aptas para producir energía eólica, poner aerogeneradores en ese lugar sería muy útil para su población”.


“Contar con más parques eólicos también beneficiaría la balanza comercial del país. Hoy se usan divisas para importar hidrocarburos que se queman para generar electricidad. En el primer semestre del 2022, las importaciones de energía requirieron $6.609 millones de dólares”.


Más allá de esta explicación, consideró que se están desarrollando tecnologías para resolver esta cuestión, como, por ejemplo, el denominado “hidrógeno verde”, que es una forma de almacenar y transportar la energía eólica.


(Fuente: Sobre la Tierra)

5 visualizaciones0 comentarios