• NOTICIAS CHUBUT

“El gran desafío es recuperar la educación pública”, dijo Grazzini

El gobierno apuesta por una reestructuración en el sector educativo

El flamante nuevo ministro de Educación de la provincia, José María Grazzini en diálogo con Crónica se refirió a su nuevo rol dentro del gabinete provincial, y resaltó que durante su gestión buscará recuperar el prestigio que supo tener la educación de Chubut hace tiempo. Además, dio su postura sobre la negociación paritaria y separó lo salarial de lo que tiene que ver con infraestructura escolar. “Queremos recuperar el sistema educativo que teníamos los chubutenses, para que nuestros niños y niñas puedan disfrutar de la escuela”, dijo. En primer término, José María Grazzini se refirió a su nuevo rol dentro del gabinete provincial. El pasado 19 de julio, el ex ministro de Gobierno asumió en reemplazo de Florencia Perata al frente del Ministerio de Educación. “Creo que tenemos una gran responsabilidad. Yo soy una persona que cree mucho en la educación pública. Creo que tenemos un gran desafío por delante, tenemos que volver a tener una política educativa en Chubut. Estoy convencido de que una sola persona no puede lograr esto, lo tenemos que hacer entre todos. Queremos recuperar el sistema educativo que teníamos los chubutenses, para que nuestros niños y niñas puedan disfrutar de la escuela, puedan aprender, y que la rueda de la educación empiece a girar. Ese es el gran desafío, recuperar la escuela pública”, sostuvo el ministro de Educación.


Desafíos en lo inmediato Grazzini habló además sobre los desafíos en lo inmediato que tendrá en el Ministerio de Educación y planteó que, por el momento, está analizando junto a todos los equipos técnicos y pedagógicos del Ministerio cuáles son las necesidades y falencias que atender. La idea es realizar un diagnóstico con los equipos y ver cuáles son los temas a atender con urgencia. “Queremos tener más agilidad y mayor acercamiento, tanto en el sector docente como con las políticas de las escuelas”, señaló.


“El problema de la infraestructura termina siendo sobre el cinco por ciento de las escuelas, de 740 que tenemos en la provincia. Yo creo que hay cuestiones razonables, que hay que atender rápidamente. Pero también hay temas que son intrascendentes que están planteados dentro del reclamo”.

Respecto a la paritaria docente, el entrevistado hizo un extenso análisis en donde diferenció lo salarial del tema infraestructura, otro de los grandes reclamos de los gremios docentes. “Desde que asumí en el cargo, me encuentro trabajando, dialogando con todos los sectores gremiales. Seguramente vamos a convocar a alguna reunión previa antes de hacer el llamado formal a paritarias, por una cuestión de formalidad, para conocer a algunos integrantes que todavía no conozco. Estoy hablando con cada uno de los sectores, entiendo que ahora hubo una disconformidad. A mí no solo me interesa discutir el tema salarial, creo que hay muchos otros puntos que discutir dentro de la paritaria”, planteó. Paritaria e infraestructura: carriles separados “El problema de la infraestructura termina siendo sobre el cinco por ciento de las escuelas, de 740 que tenemos en la provincia. Yo creo que hay cuestiones razonables, que hay que atender rápidamente. También hay cuestiones graves que hay que atender, pero también hay temas que son sumamente intrascendentes que están planteados dentro del reclamo. El planteo edilicio debe correr a la par de la intervención que hace el Ministerio de Infraestructura. Se han intervenido más de 400 escuelas en todo Chubut, se están llevando rápidamente soluciones, no creo que el tema de la infraestructura tenga que ver con la paritaria”, dijo en forma categórica Grazzini.


Los grandes desafíos de la nueva escuela pública “Hay un nuevo paradigma para discutir cuál es la forma de enseñar y contener a nuestros niños y niñas”

En otro tramo de la entrevista con este diario, el ministro de Educación de la provincia se refirió a los desafíos que impone la nueva escuela pública, algo que tiene que ver, en parte, con una serie de cambios que la pandemia del coronavirus impuso en esta esfera. Además, Grazzini habló sobre el nexo que hay entre la escuela secundaria y la universidad, y la preparación que deben tener los alumnos para poder enfrentar la etapa de estudios superiores sin dificultades, un tema importante para trabajar de cara al futuro. “Pienso que el mundo entero se está replanteando cómo debe continuar la educación. El otro día, leía el diario El País, y en una nota hacían hincapié en cómo han cambiado distintas cosas. Los televisores, los autos, los aviones, pero lo único que no ha cambiado es la forma de enseñar, la tiza y el pizarrón siguen presentes. Los chicos de hoy en día no estudian como lo hacíamos nosotros, no tienen las mismas curiosidades. Hoy los chicos evalúan sus dudas mucho más rápido que nosotros, tienen medios más ciertos y ágiles, medios de respuesta más rápidos. Mientras que nosotros consultábamos una enciclopedia, ellos hoy le preguntan directamente a Google, que rápidamente responde la duda que tienen”, expresó el ministro de Educación.

“Creo que la virtualidad es virtuosa en algunos aspectos, pero en otros no, y también pienso que hoy no podemos pensar en esto para los niveles primario y secundario”.


Grazzini coincidió en que la pandemia del coronavirus afectó al sistema educativo, no solo en Chubut, sino en todo el mundo. “Hay programas que están apuntados hacia la recuperación de contenidos, algo que se está dando dentro de nuestra provincia. Creo que hay un nuevo paradigma para discutir cuál es la forma de enseñar y contener a nuestros niños y niñas. Contenerlos es el gran desafío que tiene la educación”, agregó el entrevistado.


Una brecha importante entre los contenidos del secundario y la universidad Por otra parte, el ex titular de la cartera de Gobierno habló sobre otro de los desafíos que tiene hoy la escuela pública, que tiene que ver con preparar adecuadamente a los alumnos para su etapa en la universidad, algo que, se sabe, es bastante más complicado que la escuela secundaria. “Este es otro gran desafío. La pandemia impuso una brecha mucho más grande en cuanto a los contenidos que los jóvenes deben estudiar en la universidad. Yo insisto, hay que implementar un plan de recuperación, de contención y de adaptación para nuestros jóvenes. Hay que generar un salto cualitativo desde la secundaria a la universidad. Yo recuerdo que antes, los estudiantes chubutenses, por lo general no tenían problemas para empezar la universidad. Hoy la situación se ha modificado, creo que hay que preparar algo intermedio entre la universidad y la secundaria, se tiene que apoyar la recuperación de contenido para poder lograr ese salto que ya se está dando, pero tiene que ser algo más intenso y específico para ciertos contenidos” sostuvo.


El formato virtual y el formato presencial

Otro de los cambios que impuso la pandemia del covid, tuvo que ver con la convivencia de dos formatos bien distintos en el mundo de la educación, sobre todo, en la etapa universitaria. Hoy por hoy, en algunas universidades se está optando por brindar clases de manera online, pero también de forma presencial. Lógicamente, con el avance de las comunicaciones y un mayor impulso de las bandas anchas de internet, hoy esto es algo posible. El ministro de Educación cerró la entrevista con este diario brindando su visión respecto a este tema: “creo que hoy debemos recuperar contenido en la escuela, tanto en el nivel primario como secundario. Este programa de recuperación debe ser trabajado directamente sobre lo pedagógico. En ningún lugar del mundo se ha avanzado sobre la virtualidad en estas dos etapas de la educación, sí en la universidad. Creo que la virtualidad es virtuosa en algunos aspectos, pero en otros no, y también pienso que hoy no podemos pensar en esto para los niveles primario y secundario”, concluyó.


Coincidencias y disidencias


José María Grazzini se refirió a su relación con los gremios docentes de la provincia y afirmó que, por cómo él ve las cosas, sería posible establecer un buen diálogo y generar consensos, dentro del complicado marco que envuelve a la educación pública de Chubut. Además, habló sobre su relación con el gobernador Arcioni y aseguró: “no tengo ningún condicionamiento para mi nueva tarea”. El nuevo ministro de Educación de la provincia se refirió a otros temas que considera importantes tratar en breve, entre ellos, los concursos y la titularización de los cargos: “en este momento, para mí es muy importante hablar del tema concursos, así como también de la titularización de cargos. Creo que es algo trascendental para tener sentido de pertenencia, es un camino muy importante, más allá de que en el último mes se haya aprobado una ley que estuvimos trabajando durante el año anterior para el nivel inicial y primario. Esta ley habla sobre los concursos docentes y los ascensos en estos dos niveles”, expresó.


"A veces no se puede coincidir, pero sí volver a dialogar”


El ex ministro de Gobierno de la provincia habló sobre la relación que buscará generar con los gremios docentes de la provincia y comparó su actual tarea con la que desempeñó anteriormente en el gabinete provincial. “Como ministro de Gobierno me tocó dialogar y trabajar con todos los sectores. A veces hemos tenido coincidencias, y otras veces hemos tenido disidencias, pero creo que logré trabajar con todos, fundamentalmente, con los auxiliares de la educación, también en su momento con Santiago Goodman y Marcela Capón, de ATECh. Pude siempre tener un diálogo abierto, a veces no se puede coincidir, pero sí volver a dialogar al día siguiente”, sostuvo. “Algunas veces sucedió que hubieron medidas de fuerza en el medio, pero yo creo que se puede trabajar mancomunadamente. Creo que tenemos que priorizar la educación de nuestros niños y niñas, y creo también que todo aquel que se precie de querer a la educación pública, se tiene que adaptar a las condiciones. Estamos dentro de una crisis del sistema educativo, y esto no es algo que fue provocado por el gobierno, o los gobiernos. Este es un problema que acarrean las últimas tres administraciones. Tenemos que pensar en algo mucho más grande, anteponer la educación de nuestros hijos”. Por otra parte, Grazzini se refirió a su relación con el gobernador Arcioni y a lo que el mandatario le pidió para su nueva función como ministro de Educación: “el gobernador me conoce, hemos trabajado juntos durante dos años, también en la Cámara de Diputados, yo como oposición y él como presidente de la Cámara. Él sabe de mi predisposición al trabajo las veinticuatro horas del día. Me brindó su apoyo y me dijo que tengo total libertad para trabajar y conformar equipos de trabajo. No tengo ningún condicionamiento para mi nueva tarea”, subrayó.

0 visualizaciones0 comentarios