• NOTICIAS CHUBUT

Esquel: comenzó un juicio en que se discute si un procedimiento policial incurrió en ilegalidades

Se trata del hecho en donde un ciudadano cometió una infracción de tránsito y los imputados lo abordaron y, abusando de función, lo esposaron, agredieron para luego trasladarlo a la dependencia policial.

La fiscalía llevó a juicio a cuatro policías de la División Seguridad Trevelin, acusados de cometer una privación ilegítima de la libertad y vejaciones, en un control realizado el 25 de febrero de 2021 en la Ruta 259. Las defensas sostienen que se trató de un procedimiento en el que hubo agresiones a los policías y resistencia, en el que los acusados actuaron de acuerdo a las circunstancias sin apartarse de la ley.

María Bottini, fiscal y Cecilia Bagnato, funcionaria, llevaron el caso a juicio. En la presentación del caso al juez Ricardo Rolón, expusieron que se trató de un hecho de violencia policial. El denunciante es un vecino de Esquel que habría cometido una infracción de tránsito en relación a lo cual intervino la policía. Bottini sostuvo que el 25 de febrero de 2001, alrededor de las 21.30 horas, el personal policial que está aquí imputado, Jones, Williams, Phillips y Espósito, se constituyó en la ruta 259, en las cercanías del puesto policial nro. 627, y abordaron a la víctima, quien se encontraba con su vehículo estacionado, y abusando de su función, lo esposaron, lo agredieron, mediante golpes de puño y patadas, le quitaron la ropa que llevaba puesta, para luego introducirlo en el móvil policial y trasladarlo a la comisaría primera de Esquel. Añadió que en el interior del móvil lo asfixiaron y lo golpearon, ocasionándole lesiones leves en distintas partes del cuerpo.

Daniel Sandoval, defensor de Williams, indicó que no está especificada la participación que habría tenido su defendido y que no se podrá probar ninguna responsabilidad penal a su respecto.

Marcelo Iván López, en representación de los otros tres imputados, se refirió a la secuencia de la intervención policial, exponiendo que hubo insultos por parte de los denunciantes a los acusados y resistencia a la autoridad, impidiendo de este modo la normal realización del procedimiento. Aseveró que los policías actuaron conforme a su deber y las circunstancias.

Uno de los imputados prestó declaración al inicio del debate. Relató con detalle su versión de los sucesos, indicando las comunicaciones que mantuvo con el 101 para pedir refuerzos, la situación que se produjo al llevar al detenido a la guardia del hospital para su revisación, la negativa de la oficial de servicio de la Comisaría Primera a realizar las actuaciones y dar intervención a la Fiscalía en el momento, la consulta a su jefe, y su voluntad de dejar todos los sucesos debidamente registrados en el acta, sin ocultar nada de lo ocurrido.

Luego este testimonio, comenzaron las declaraciones de los testigos de juicio.

4 visualizaciones0 comentarios