• NOTICIAS CHUBUT

Está condenado por diez hechos delictivos y ahora lo investigan por daño y violación de domicilio

Pablo Daniel Campos (25) fue detenido el último domingo luego de romper los vidrios de la ventana y abrir la puerta de una casa en el barrio Casimiro Slapeliz. Estaba acompañado por un menor de diecisiete años que fue sobreseído. El magistrado impuso medidas de prohibición de acercamiento y contacto, entre el imputado y los damnificados. Finalmente, otorgó un plazo de cuatro meses de investigación.


La audiencia de control de la detención fue presidida por el juez Ariel Quiroga. La fiscalía estuvo representada por la fiscal Laura Castagno. Por el Ministerio Público de la Defensa asistieron los abogados Gustavo Oyarzun y Sebastián Martínez Bianchi.


En la ocasión, Castagno, indicó que el hecho que investigaran ocurrió el domingo 13 de noviembre a las 22:00 en una vivienda ubicada sobre “Pasaje Etchezar”. Según consta en la denuncia, la damnificada escuchó fuertes golpes en la puerta de ingreso a su casa. A ello agregó que dos personas le preguntaban por la presencia de un familiar. Cuando la víctima les informó que no se encontraba, los sospechosos se dirigieron a la parte trasera de la casa.

En este marco, la denunciante, indicó que a raíz de esta situación decidió llamar por teléfono a la policía. En este contexto, los denunciados comenzaron a romper los vidrios de una ventana y abrieron una puerta de ingreso a la vivienda. Luego escaparon del lugar y fueron detenidos por la policía en cercanías de las calles Mitre y Dorrego.


Con respecto a la calificación legal, la representante del Ministerio Público Fiscal, solicitó que se investigue a Pablo Campos como presunto autor de los delitos de violación de domicilio y daño.

Por otra parte, requirió el sobreseimiento del menor de diecisiete años en función de que existen razones de política criminal que declaran no punible al menor de 18 años de edad, respecto de delitos reprimidos con pena privativa de libertad que no supere de dos años.

También peticionó que se declare legal la detención de Campos en razón de la configuración de delitos de acción pública y la aprehensión inmediata de los sospechosos.


Por otra parte, peticionó un plazo de cuatro meses de investigación. Asimismo, requirió que al concluir la audiencia de apertura el imputado se presente en el Área de Criminalísticas a los fines de que se le aplique el protocolo único de identificación de personas.


Con respecto a las medidas de coerción, Castagno, refirió que el imputado se encuentra bajo la modalidad de libertad condicional desde septiembre de 2021, en razón de una causa que tramita ante un juzgado correccional de la ciudad de Cruz del Eje (Córdoba). En tal sentido, añadió que el procesado fue condenado a seis años de prisión de cumplimiento efectivo. La pena de dictó en octubre de 2018. El joven fue juzgado por diez hechos tipificados como delitos de agresión con arma, daño, hurto agravado, amenazas calificadas, lesiones leves, abuso de armas, y robo con arma.


En consecuencia, consideró que, en base a este antecedente penal, de dictarse una sentencia condenatoria en esta nueva causa, la misma sería de cumplimiento efectivo.

Por este motivo, solicitó que se dicten las medidas sustitutivas consistentes en la obligación de presentarse ante la comisaría local una vez por mes y una orden de prohibición de contactar con los damnificados.


A su turno, el abogado Oyarzun expresó que no se opondría a la declaración de legalidad de la detención de su asistido. Tampoco respecto de la imputación por los hechos de daño y violación de domicilio.


En tanto, si formuló su oposición respecto de las medidas de coerción peticionadas por la fiscalía. Sus argumentos se basaron en la falta de evidencias más concretas que vinculen a su asistido con el hecho que se investiga.

El magistrado analizó las posiciones de las partes. En este sentido, refirió que el imputado aún no cumplió la pena impuesta por un tribunal de la provincia de Córdoba. Esta condena finalizará el 15 de agosto de 2023.


En ese marco, Quiroga explicó que, si bien el delito que se le imputa no es grave, lo dificultoso es la situación procesal de Campos.

En este orden de ideas, consideró que esta situación compone un escenario de gravedad frente a la situación penal que atraviesa el procesado. Por lo tanto, sostuvo que existe la probabilidad que el condenado haya incumplido con una de las reglas esenciales de la libertad condicional que es la de no cometer delitos.


En consecuencia, Quiroga manifestó que no podía soslayar esta situación. Finalmente, resolvió formalizar la investigación preparatoria de juicio en orden a los hechos expuestos y la calificación legal provisoria propuesta por la fiscalía. También hizo lugar a la aplicación de las medidas sustitutivas de la libertad y a la declaración de legalidad de la detención.


Por último, otorgó el plazo de investigación requerido y el sobreseimiento definitivo del adolescente involucrado en el hecho.

3 visualizaciones0 comentarios