• NOTICIAS CHUBUT

Hubo hinchas visitantes, incidentes y policías heridos

Pese a las promesas efectuadas desde las áreas responsables, este domingo quedó expuesto una vez más que los controles no se cumplen en el Estadio Municipal los domingos en que hay partidos del Torneo Regional Amateur.

Este domingo jugaron CAI y Huracán. El local era el primero de los citados, por lo cual –de acuerdo a lo pautado para evitar incidentes- los hinchas visitantes deberían haber tenido vedado el ingreso al Estadio Municipal. Sin embargo ello no ocurrió.


El partido –de acuerdo al portal Pasta de Campeón- se detuvo cerca de 15 minutos producto de la presencia de hinchas del "Globo" en una de las tribunas, quienes mantuvieron un enfrentamiento con la Policía. Además, hubo detonaciones fuera del Estadio y este lunes trascendió que dos policías sufrieron heridas.


Por un momento, hasta se evaluó la suspensión del cotejo por falta de garantías, pero finalmente el partido se reinició y se completó.


Cabe recordar que antes del inicio del certamen, vecinos del barrio Mosconi que residen en cercanías del Estadio Municipal hicieron público su temor por los hechos de vandalismo que habitualmente se producen antes, durante y después de los partidos que se disputan por el Torneo Regional.


Fue por ello que, mientras aguardaban por una reunión que les prometió el secretario de Control Operativo, Ricardo Gaitán –que nunca se realizó-, elevaron una nota a las autoridades municipales; la Liga de Fútbol; el Ente Comodoro Deportes; y la comisaría de la jurisdicción, haciendo público lo que sentían quienes viven en proximidades del Estadio Municipal, donde cada domingo se disputa el Torneo Regional que tiene por protagonistas a Huracán, Jorge Newbery y CAI.


“La utilización del Estadio es una práctica que muestra falencias en los operativos de seguridad”, señalaban en el inicio de la nota, resaltando que “creemos que se está perjudicando la calidad de vida de los habitantes del barrio de manera sistemática, al cederle continuamente el Estadio a la Liga de Fútbol”.


Además, detallaban los hechos que frecuentemente se producen los días de partido que van desde “robos y entraderas” (las tazas de los autos son las predilectas), a daños (“abollan los vehículos”) y “ruido de bombos y cánticos intensos y muy molestos”. Asimismo, “cuando se dispersan algunos grupos exaltados, atemorizan a los peatones y a veces entran a los patios que usan de baños”.


Por otra parte, “por temor, los comercios pequeños cierran sus puertas”.

Paradójicamente, esa misma aprehensión lleva a los vecinos a no querer dejar solas sus propiedades esos días, mientras remarcan que cuando la Policía interviene arrojando gases lacrimógenos, los mismos “llegan al interior de las viviendas más cercanas”.


Tras remarcar que “la Liga de Fútbol no se hace responsable de lo que sucede en los alrededores del estadio”, los vecinos se referían también a la pirotecnia que está prohibida por ordenanza: “No se detecta la presencia de inspectores municipales controlando”.


Y luego de insistir con que “el personal policial para el operativo es insuficiente, especialmente en la desconcentración”, recalcaban que “los controles de alcohol no son efectivos”, dado que no pocos hinchas “circulan en estado de ebriedad por todo el barrio y las calles quedan plagadas de latas y botellas”.


En este contexto, los vecinos insistieron con “la presencia de solo una hinchada en cada partido, o que la desconcentración tenga un control estricto”, así como la implementación de medidas de seguridad con “operativos eficaces y la cantidad de efectivos policiales que corresponda”, sin dejar de sorprenderse una vez más por qué se juega el certamen en el Estadio de Km 3 cuando “los clubes comodorenses cuentan con amplias y modernas instalaciones”.

1 visualización0 comentarios