• NOTICIAS CHUBUT

Investigan a un médico por el abuso sexual de una niña

El imputado trabaja en el Hospital de Epuyén.

Avanza en la Fiscalía de Esquel la investigación de un caso de abuso sexual a una niña de 13 años, que tiene como implicado a un médico. La víctima el lunes asistió a Tribunales, para someterse a un testimonio en Cámara Gesell.


El papá de la menor, Walter, en Cadena Tiempo informó que “la nena declaró todo lo que pasó”, y agregó que su hija le contó que había sido abusada por el involucrado a partir de los 11 años. Si bien el facultativo trabaja en el Hospital Rural de Epuyén, el hombre indicó que la semana pasada lo vio en Cushamen, como si nada ocurriera.


“Me da mucha bronca que él anda sin problemas por las calles, y mi hija tiene que estar encerrada. Por ella voy a dar todo”, enfatizó y reflexionó: “No entiendo cómo los delincuentes andan sueltos, y mi hija no puede salir ni a la plaza de Cushamen”.


Walter comentó que el médico trabaja en el Hospital de Epuyén, pero vive en la localidad. Siguió narrando que a la nena la lleva y la retira de la escuela para cuidarla.

En cuanto a la mamá de la chica, dijo que “está con él y hace poco se casaron; andan juntos por todos lados, y ella nunca la vino a ver en nuestra casa”. Además, indicó que él tiene la tutela de la niña, y antes del 16 de noviembre debe completar unadocumentación al respecto.


“Una basura”

Aseguró que, si lo encontrara al médico en algún lugar, no cruzaría palabras porque “para mí es una basura, no es nada, no existe. Pido que la Justicia haga algo rápido porque sigue trabajando con menores”.


Asimismo, Walter remarcó que a la nena la revisaron médicos del Hospital Zonal Esquel y certificaron que hubo abuso sexual, por lo que preguntó que más se necesita para que esté detenido y no trabaje más. Añadió a sus declaraciones que se enteró en la Fiscalía de que el mencionado tuvo otra denuncia en Gualjaina.


El 8 de noviembre debe trasladar nuevamente a su hija a Esquel, para ser atendida por un psicólogo, lo que significa que debe afrontar gastos para el viaje. “Pero la voy a defender con mi alma”, sostuvo, lamentando que “este loco anda suelto y la nena tiene que andar de aquí para allá”.


Walter es guardapesca en El Maitén, pero presentó un certificado que consta que debe permanecer con la niña, para acompañarla y llevarla a la Escuela para que finalice el ciclo lectivo en Cushamen.


Afirmó que esta situación le cambió la vida a la familia, y la comunidad de un pueblo chico en el que todos se conocen, está consternada, y hay reclamo de justicia.

El progenitor de la chica señaló que “yo pensaba que mi hija estaba rebien, porque lamadre trabaja y estaba con un médico. Pero, no era así”.



El fiscal de género, violencia y abusos sexuales, Carlos Richeri, también se expresó por la radio y afirmó que “ese caso es terrible y lo estamos atendiendo en equipo; estoy de licencia, pero hay tres personas abocadas al tema”.

Sobre la Cámara Gesell programada para la nena, explicó que en la provincia funciona muy bien, y que cuando un chico vulnerable atraviesa por una situación como ésta, que es terrible, lo peor que puede hacer el Estado, es llevar almenor a que cuente lo ocurrido a distintos profesionales, porque se revictimiza a la persona.


En el mismo sentido Richeri explicó que cuando de cuenta el relato de un chico de una edad como la que tiene la niña en cuestión, existen los indicadores de credibilidad. Resta ahora saber qué sucederá con el caso.

0 visualizaciones0 comentarios