• NOTICIAS CHUBUT

La Trochita, 100 años de historias patagónicas

El Viejo Expreso Patagónico es una de las postales clásicas que sobresalen en la patagónica ciudad de Esquel en la provincia del Chubut, viajar en él es formar parte de un ícono cultural sobre rieles único en el mundo.

La señal sonora de la locomotora construida en 1922 es el inicio de un viaje al pasado, rieles, vagones y una nube de vapor que evocan la memoria y que se repiten como experiencias memorables. La Trochita no requiere presentación alguna y es conocido mundialmente por las características de su estrecho ramal y por la particular conservación ya que cuenta con máquinas que este año, en el mes de octubre, cumplen sus primeros 100 años.

El origen de nuestro tren

En 1908 el congreso de la nación sancionó la ley 5559 de fomento de los territorios nacionales, dicha ley fue impulsada por el Ministro Ramos Mejia para promover el desarrollo de la Patagonia y las áreas productivas de los valles cordilleranos. La ley contemplaba la construcción de ferrocarriles con el fin de consolidar una base económica con la construcción de los ramales principales y sus derivaciones

Con el objetivo del desarrollo agrícola en la zona cordillerana, se fue trazando la llegada del ferrocarril. Siendo el más occidental, vinculaba a Nahuel Huapi con la colonia 16 de Octubre. Después de la primera guerra mundial se decidió construir el ramal de trocha económica de 0.75 cm, ya que dicho material había sido utilizado durante la guerra, y en este contexto la elección de la trocha angosta facilitó la disponibilidad del material el cual quedó disponible para la venta.

Compra de la formación

En 1921 se inauguran los primeros 50 km en la provincia de Buenos Aires. Ese mismo año se decidió adquirir el material para unir la colonia 16 de octubre con Ingeniero Jacobacci, Río Negro. La compra se realizó en 1922 y se armaba a pedido, a partir de ahí se crean los vagones de pasajeros en primera y segunda clase, vagones para hacienda y cargas. La compra incluía las primeras 50 locomotoras a vapor de trocha de 0,75 m realizadas en la firma Henschel & Sohn de Alemania, además proveyó también 4 locomotoras tender a petróleo para maniobra, 2 tender grúas. Otra adquisición fue la de 25 locomotoras a la firma The Baldwin Locomotive Works de Filadelfia, Estados Unidos.

Estación de partida

Fue en el año 1922 que además se comenzó el diseño del ramal de 75 cm (trocha angosta). En 1935 se comenzaron los trabajos de los primeros tramos de la línea. En 1941 La Trochita llegó a El Maitén, sede de los talleres del ferrocarril, que actualmente están en funcionamiento, y finalmente el 25 de Mayo de 1945 llegó a la ciudad de Esquel. Fue en ese año cuando la primera locomotora y sus vagones tomaron vida brindando posibilidades de fuentes de trabajo estable y facilitando la comunicación entre parajes aislados.

En la actualidad el tren sale de Esquel, la estación punta de riel, para llegar a Nahuel Pan, comunidad Mapuche-Tehuelche, donde se encuentra la casa de las Artesanas, el Museo de Culturas Originarias Patagónicas y la Feria Tokom Topayiñ. Parte de nuestra historia sigue rodando, transportando turistas de todo el mundo que disfrutan de las memorias de viajes del tren al lado de la cálida salamandra, que aún hoy se conservan y funcionan en sus vagones.

La Trochita forma parte del patrimonio histórico y cultural de todos los argentinos, además de Esquel, presta servicios turísticos en la estaciones de El Maitén y de Ingeniero Jacobacci siendo en todas un ícono cultural de la región que genera en cada comunidad una sensación de pertenencia.

Es parte de una herencia que hemos recibido y que debemos proteger para poder mantenerla en el tiempo formando parte de la historia de nuestro país y de los Ferrocarriles Argentinos.

0 visualizaciones0 comentarios