• NOTICIAS CHUBUT

"No hay control sobre las denuncias falsas"

Desde Infancia Compartida apuntaron al rol de los jueces de Familia en Comodoro y del Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI), lo mismo que a abogados y a la demora de la Justicia. "No hay control sobre las reiteradas denuncias falsas, sin fundamento y falta de pruebas, porque no hay voluntad en aplicar sanciones correctivas a estos progenitores", sostienen.


En un comunicado que llegó a la redacción web de El Patagónico, familiares que reclaman retomar vínculos con menores hicieron un repaso de lo que viene sucediendo en los juzgados de Familia de Comodoro Rivadavia.

El objetivo de Infancia Compartida es visibilizar la problemática que implica no tener el vínculo deseado con los menores que según los cuestionados juzgados de Familia deben permanecer con uno de sus progenitores.

Desde la agrupación hicieron referencia al rol que cumplen actualmente los jueces de Familia en Comodoro, el Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI), abogados, junto con la demora de la Justicia, en torno a esta problemática. Se multiplican los casos de padres y madres impedidos de ver a sus hijos.

Cabe recordar que recientemente se seleccionaron nuevos jueces de familia para la ciudad. Se trata de Laura Lorenzón y Pablo Pérez que ganaron el concurso para ocupar los cargos de Juez de Familia, sumados a las actuales: Guillermina Leontina Sosa y Jorgelina Elizabeth Castillo.


EL COMUNICADO DE INFANCIA COMPARTIDA

“Desde la agrupación Infancia Compartida, como integrante y referente de familias impedidas del vínculo en procesos judiciales, hemos tomado conocimiento de dos jueces más que se integran operativamente para la ciudad (Juzgado de Familia), debido a la demanda de estos conflictos entre progenitores, sumando violencia familiar, violencia de género, adicción, abuso y maltrato infantil entre otros.


Si bien han prosperados muchos expedientes, con revinculaciones positivas, todavía seguimos teniendo casos de padres y madres que siguen esperando el reencuentro con ese hijo, con los hijos.

Los abogados de familia hacen un trabajo arduo porque el objetivo es conciliar, llegar a un acuerdo y respetar el derecho de ese niño o adolescente, de no privarlo de dejar de estar en contacto con ambos progenitores y familias extensas. Sin embargo, sigue habiendo profesionales de leyes con falta de ética, poniendo estrategias donde el resultado sigue siendo el mismo: pisotear por sobre todo el interés principal de ese niño, vulnerando sus derechos en todas sus etapas.


Si bien la celeridad en dar audiencias ha mejorado notablemente, la capacidad de resolución en varios conflictos todavía sigue siendo un obstáculo a superar.

Son los recursos humanos los que intervienen en estos procesos y todos los operadores deberían dar respuestas efectivas y eficaces cuando un padre, una madre, es denunciado causando que ese hijo/a automáticamente deje de ver a ese padre/madre por un tiempo en meses, extendiéndose por años.

Fiscalía desde la denuncia que debe ser investigada en tiempo y forma, debe tener un sistema donde se acredite todas las denuncias de víctimas, tipo de delito y datos.


EL EQUIPO TECNICO INTERDISCIPLINARIO

El Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI) con metodología eficaz, con entrevistas personalizadas y objetivas, con jueces capaz de tener las herramientas adecuadas para reconocer el problema de fondo de estos progenitores, donde es gravísimo que un niño esté impedido de estar con ambos padres, no porque ese niño lo desee sino porque no hay una voluntad de ambas partes para dar lo mejor para ese menor porque se sobrepasa un derecho sobre el otro; porque lo monetario pesa más que los afectos de ese hijo y porque no imponen sanciones para los obstructores. No hay control sobre las reiteradas denuncias falsas, sin fundamento coherente y falta de pruebas, porque no hay voluntad en aplicar sanciones correctivas a estos progenitores que en cuestión necesitan ayuda psicológica, un acompañamiento profesional para que comprendan que los hijos tienen identidad, tienen derechos y deben ser respetados, ante todo; ser escuchados y no manipulados”.


FUENTE: Diario El Patagónico.

0 visualizaciones0 comentarios