• Argentina

¿Nos quedamos sin alfajores? Una empresa frenó su producción de golosinas

Las restricciones a las importaciones que impuso el Gobierno Nacional y que se endurecieron en las últimas semanas complica la cadena de producción de industrias de distintos rubros. En este caso, los fabricantes de un reconocido alfajor informaron que debieron interrumpir su producción, junto a otras emblemáticas golosinas de la marca, y por esto los 300 trabajadores de esa planta fueron suspendidos temporalmente.

La empresa Compañía Americana de Alimentos registró en el último tiempo dificultades para conseguir importar la materia prima necesaria para elaborar algunos de sus productos debido al endurecimiento en las restricciones a las importaciones.


Por esto, suspendió la producción de uno de sus productos estrella, el alfajor marca Fulbito, ya que no podía ingresar cacao para producirlo. Informaron que el 18 de julio pasado debieron parar la producción de la golosina, así como también la de las distintas variedades de Smack, la mini torta Rapsodia y el alfajor Mogy.


Por este motivo habrían suspendido temporalmente a 300 trabajadores de la planta de Tortuguitas.


“Tuvimos dos semanas complicadas porque no ingresaban los productos", reconocieron desde la empresa que la materia prima que utilizan para producir estuvo “varada”, y aunque aclaran que "ya lo resolvimos" aseguran que "seguimos con complicaciones”.


En diálogo con este diario, el experto en comercio internacional Marcelo Elizondo dijo que los permisos para importar están detenidos en el Banco Central porque no tiene dólares y está restringiendo las importaciones de muchísimas empresas que están teniendo problemas para producir.


También dijo que muchas pymes, que tienen que importar por montos menores, no pueden y se les complica mucho.

Según su web, Compañía Americana de Alimentos S.A. es una empresa constituida en 1999 “con la misión de ofrecer alimentos de calidad a un precio accesible para los grandes públicos de todo el mundo” y “surge de la necesidad de crecimiento de un conjunto de empresas alimenticias tradicionales exitosas de la Argentina”.


La Comunicación “A” 7532 del Banco Central (BCRA), emitida el 27 de junio pasado, estableció que las empresas pueden tener acceso al mercado oficial para pagar importaciones equivalentes al 105% de las realizadas el año pasado. Una vez superada esa barrera, podrán acceder al mercado de cambios a partir de los 180 días del despacho a plaza (si bien luego se establecieron excepciones), por lo que deben conseguir sus propios dólares a través de financiamiento con la casa matriz, con el proveedor o con alguna entidad monetaria. El objetivo era limitar el acceso a las reservas del Central, que están en una situación delicada.


Desde el Gobierno venían pidiendo paciencia. En distintas reuniones entre el gabinete económico, particularmente del Ministerio de Desarrollo Productivo (cuando todavía estaba a cargo de Daniel Scioli) y las empresas, se ponía como horizonte septiembre, ya que, pese a que no es un mes de ingreso de divisas a las reservas del BCRA, se espera que la primavera traiga un respiro en el uso de los dólares que se usan para importar energía.


2 visualizaciones0 comentarios