• NOTICIAS CHUBUT

Reclamo de pasajeros de Flybondi varados desde hace varios días

Una importante cantidad de usuarios de la aerolínea Flybondi padecen una odisea al estar varados desde hace días en el aeropuerto de Trelew.

Una serie de reprogramaciones reiteradas de vuelos de hasta siete veces por parte de Flybondi tiene a maltraer a un importante número de personas en la ciudad de Treles. Tras varios reclamos ante la empresa, algunos de ellos lograron que se les brindara alojamiento con alimentos y el regreso en colectivo a la Ciudad de Buenos Aires, desde donde debían hacer trasbordo hacia sus respectivos destinos, la gran mayoría en otras provincias del norte.


Según publica El Chubut, los damnificados, entre los cuales hay muchos niños, señalaron ser alrededor de 30, aunque habría muchos más que no conocen. En su caso, fueron alojados en el Hotel Libertador de Trelew y a muchos les negaron la posibilidad de hospedarse sin cargo, aunque la responsabilidad fuera de la empresa que reprogramó los vuelos hasta sietes veces en algunos casos, la mayoría sin argumentación alguna. La última, el viernes, les indicaron que se debía “al clima”.


Según explicaron los pasajeros Horacio Grange y Camila Altieri Navarro (docente de Rosario), la comunicación de las reprogramaciones fueron vía WhatsApp, o mensajes de texto, en el horario en que ya no se podía realizar el reclamo y lograr elegir ser reubicados en otro vuelo, sin cargo, aunque la política de la empresa es que esa gestión se debe realizar 4 horas desde la reprogramación. En ese sentido, explicaron los damnificados que el horario de atención al público es solo hasta las 22 horas, horario en que les comunicaban las reprogramaciones y que aunque la responsabilidad fuera de la aerolínea mencionada, igual debían abonar la tarifa de “penalidad” por reprogramar.


Algunos de los afectados son turistas; otros, trabajadores que venían a la zona por motivos laborales y circunstanciales. Las reprogramaciones fueron no solo para regresar, sino también para llegar a las ciudades de Trelew y Madryn. Incluso, la llegada fue a distintas ciudades de las que tenían previstas en el boleto que compraron. Algunos de los afectados regresaron el domingo a Buenos Aires en colectivo, en un viaje que podrían haber hecho en dos horas y lo iban a terminar efectuando días más tarde, en más de 24 horas.


Camila lamentó lo ocurrido y explicó que en su caso no contaba con un trabajo estable y que le iba a afectar no poder llegar en el tiempo previsto a su quehacer laboral, entre otros perjuicios, como el económico.

4 visualizaciones0 comentarios