• NOTICIAS CHUBUT

Suman 13 las ballenas muertas en el Golfo Nuevo

Hasta este domingo, se detectaron al menos 12 individuos adultos y un subadulto muerto durante los últimos días en aguas del Golfo Nuevo.

El Instituto de Conservación de Ballenas compartió el trabajo realizado hasta el momento por el Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral en conjunto con otras instituciones.

La primer ballena muerta fue registrada el sábado 24 flotando en cercanías de Punta Pardelas por el equipo de investigadores del proyecto Siguiendo Ballenas. El equipo del ICB, a través del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral se encuentra trabajando en las necropsias de las ballenas francas australes y colaborando con otras instituciones y especialistas de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, el CENPAT y el Laboratorio Provincial de Salud Ambiental.


El objetivo más urgente es realizar los estudios post-mortem (necropsias) de las ballenas encontradas, recolectar y analizar muestras de agua y bivalvos para determinar la presencia de biotoxinas por floraciones algales nocivas (comúnmente llamadas marea roja), que es una de las hipótesis que están siendo evaluadas en relación a la muerte de las ballenas.


Agustina Donini, Coordinadora de Campo del Programa, detalló:

“Ninguna de las ballenas evaluadas hasta el momento presentó evidencia de lesiones traumáticas ni enmallamientos, y todas se encontraron con muy buen estado nutricional, con evidencia de contenido intestinal en algunos ejemplares, indicando su alimentación reciente dentro del golfo”.

Durante la inspección externa e interna no se evidenciaron lesiones ni ninguna anormalidad. Todas las ballenas presentaban buena condición corporal.

Por su parte la Dra. Marcela Uhart, Co-Directora del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral, explicó que:


“Los eventos con un número inusualmente alto de ballenas adultas muertas en un corto periodo de tiempo y en una misma área, pueden ser indicadores de variables ambientales locales que contribuyen a la muerte de las ballenas”.

El equipo del Programa de Monitoreo Sanitario, coordinado por Agustina Donnini e investigadores del ICB realizando mediciones, tomas de muestras de las ballenas francas.

Finalmente, el Dr. Mariano Sironi, Director Científico del ICB, resaltó:

“Durante 2021, del total de 45 ballenas francas muertas en las costas de Península Valdés registramos 7 juveniles y 13 adultos. En contexto, si bien el número de ballenas adultas muertas de esta temporada aún es menor al de la temporada pasada, es preocupante que las muertes se hayan registrado en un período de tiempo tan corto”.



El ICB continúa con la investigación para identificar las posibles causas asociadas a estos decesos en estrecha colaboración con otros investigadores y las autoridades provinciales correspondientes.

3 visualizaciones0 comentarios